ESCUCHAR CANCIONES INFANTILES

ESCUCHAR CANCIONES INFANTILES

Una de las actividades más divertidas para un niño o niña es la música. Bailar, cantar y escuchar divertidas canciones infantiles siempre les supone una dosis extra de alegría. Además, las canciones infantiles potencian las habilidades de concentración y atención.

Todos los adultos ajustan sus voces al hablar con los niños y niñas pequeños, las voces adultas se hacen más rítmicas, suaves y más musicales. Son las primeras cancioncillas infantiles que escuchan los pequeños.

En los primeros años predominan las respuestas rítmicas sobre las melódicas. Hay que tener en cuenta la tesitura de su voz, las notas de las canciones no deben ser ni demasiado graves ni demasiado agudas. Los ritmos han de ser marcados y suaves con letras rimadas y repetitivas.

Al año y medio, los niños y niñas, utilizan todo su cuerpo para responder al sonido de las canciones infantiles, lo hacen de diferentes formas: con balanceo del cuerpo, movimientos de cabeza, de manos…

Alrededor de los tres años comienzan a utilizar las canciones como medio auxiliar en sus propios juegos.
Cuando su vocabulario está más afianzado, a los cuatro años, cantan canciones y melodías de contenido onomatopéyico, acompañándolas de gestos y mimos.

A los cinco años es cuando se produce el desarrollo musical en los niños y niñas, comenzando a coordinar su propio ritmo con el musical, lo que se manifiesta por medio del movimiento. En esta edad les encanta interpretar sencillas danzas o bailes rítmicos y son capaces de retener muchas canciones. Es a partir de los seis años cuando amplían su capacidad vocal.

Las canciones infantiles representan un papel fundamental y muy importante en el proceso de enseñanza y aprendizaje de los niños y niñas en edad escolar, sobre todo los de educación inicial, por lo tanto, los educadores, las instituciones educativas y los padres deben conocer los alcances y beneficios que se derivan del empleo de las canciones infantiles como parte importante de la educación integral del menor.

Podemos encontrar muchas canciones infantiles en Internet e incluso si sabemos componer se pueden crear canciones. Para componer una canción no hay una metodología concreta, se puede empezar componiendo la música o escribiendo la letra. A los niños y niñas les encanta la música en guitarra, es muy atractivo para ellos este instrumento. Si se conoce a los pequeños el tema puede ser de uno de sus intereses más significativos y si no se les conoce los animales o personajes infantiles de moda pueden ser un buen reclamo. Lo más importante es que la canción infantil sea corta, fácil de aprender y con dos estrofas repetidas, con rimas y con bastante energía para llamar la atención, luego más bajo y después llegar al nivel adecuado.

escuchar_canciones

En la página oficial de la Brujita Tapita podemos encontrar un sinfín de canciones infantiles que contribuyen al desarrollo del área cognitiva, socioafectiva y sobretodo el área psicomotriz. Encontramos títulos como: Bartolito, Gira que te gira, Tengo una hormiguita, La creación, El león es bueno, La maquinita, Para volar, En la selva me encontré, Nos vamos de campamento…..y muchas más.