ESCUCHAR MÚSICA INFANTIL

ESCUCHAR MÚSICA INFANTIL

Está comprobado que escuchar música estimula diferentes áreas del cerebro, activando la corteza cerebral. En especial la música clásica es la que origina actividad eléctrica cerebral tipo alfa, relacionada con la relajación. Y es que dicen que la música amansa a las fieras.

La mayoría de los pedagogos y psicólogos destacan la gran importancia que tiene la música infantil en los niños y las niñas y promueven su inclusión en el sistema educativo desde edades muy tempranas, ya que, entre las ventajas más significativas de la música infantil están el desarrollo del aspecto socioafectivo, de crecimiento personal, intelectual, psicomotor y de formación de hábitos.

Todas las investigaciones sobre el efecto de la música sobre el cerebro infantil han coincidido en que la música provoca una activación de la corteza cerebral, específicamente en las zonas frontal y occipital, relacionadas con el procesamiento espaciotemporal.

Existen efectos demostrados desde mediados del siglo XX sobre la influencia de la música clásica. Tenemos el conocido como efecto Tomatis. Alfred Tomatis, médico otorrinolaringólogo francés, que utilizó la música clásica dirigida a personas con dificultades auditivas y del lenguaje, demostrando su utilidad en la rehabilitación del lenguaje y el desarrollo del habla.

A finales del Siglo XX, Rauscher y colaboradores de la Universidad de California, hicieron estudios de investigación con grupos de estudiantes universitarios, durante 10 minutos escuchaban una sonata de Mozart tras lo cual lograban puntuaciones muy altas en las pruebas de habilidades visuoespaciales y cognitivas, así como un incremento transitorio del cociente intelectual. A este hallazgo lo denominaron efecto Mozart. Posteriormente se han seguido realizando estudios que han demostrado los efectos de la música de Mozart en los cambios de conducta relacionados con el estado de alerta y alarma, efectividad y metabólicos que aumentan el contenido de calcio y dopamina en el cerebro.

Y si la diversión que provoca en los niños y niñas la música clásica no es suficiente excusa para acercarla a ellos enumeramos unas cuantas de ventajas más:

Sirve para mejorar la habilidad de resolución de problemas matemáticos y ayuda en los razonamientos complejos.

Aumenta la capacidad de atención, memoria y concentración en los niños y niñas, del mismo modo que estimula la creatividad y la imaginación infantil.

Con ella los niños interactúan entre sí y con los adultos.

Introduce a los niños a los sonidos y significados de las palabras y fortalece el aprendizaje.

Es otro modo de expresarse para los niños y niñas.

Combinado con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio y el desarrollo muscular.

Estimula el desarrollo integral de niños y niñas, ya que actúa sobre todas las áreas del desarrollo.